top of page

¿Cómo debo cuidar mi fèrula de descarga?

Actualizado: 3 nov 2023


Las revisiones periódicas de tu férula de descarga son muy importantes debido a que es un aparato que actúa entre los dientes, los maxilares, la articulación temporomandibular y la musculatura masticatoria, pudiendo provocar efectos no deseables en la articulación con el cráneo si no es controlada en los periodos de tiempos recomendados por el especialista.

Debes saber que con el uso es normal que la férula sufra desgastes y se desequilibre, por lo que vamos a tener que ajustarla periódicamente.

La duración del tratamiento varía en cada caso y en algunos es necesario utilizarla por periodos largos (incluso de forma indefinida ) .

Tu férula se ajusta con un alto grado de precisión. Si notas presión o sensibilidad en sus dientes no dudes en contactar con su especialista.

Durante los primeros días o semanas debes adaptarte a llevar tu férula. Durante este periodo es normal que notes un aumento de saliva en la boca, generalmente esta situación se resuelve por si sola en poco tiempo. Al retirar tu férula por la mañana puede ser que sientas tu mordida diferente de lo habitual. Esto se debe a que tu musculatura está más relajada y por esta razón los dientes contactan en una posición levemente distinta.


En el caso de que después de la colocación de la férula haya que modificar la anatomía de alguno de sus dientes, ya sea por fractura o por caries la férula deberá se reajustada para mantener siempre un equilibrio óptimo, por ello es importante que siempre la lleves contigo en todas tus visitas al dentista. En algunos casos va a ser necesario cambiarla.

Deberás utilizar la férula según prescripción médica del especialista. Te recomendamos que la lleves puesta especialmente para dormir y ocasionalmente, según te indique el especialista en momentos puntuales durante el día.

El tratamiento con férulas requiere que lleves a cabo una excelente higiene bucal:

. Cepilla sus dientes antes de colocar la férula en su boca.

. Es importante que limpies la férula con un cepillo (similar al de las uñas) y jabón neutro antes y después de cada uso. No utilices tu cepillo de dientes habitual y enjuáguela con agua fría.

. Cuando no la lleves puesta humedécela y colócala en la caja de plástico que te hemos dado. Manteniéndola húmeda (no mojada) ayudarás a que el plástico no se ponga feo.

. Para evitar el mal olor y las manchas utiliza una solución limpiadora para prótesis removible u ortodoncia siguiendo las instrucciones indicadas en el prospecto.

. No utilices nunca agua caliente, alcohol, lejía ni otros productos similares para limpiarla.

Es muy importante el cumplimiento del tratamiento y acudir las citas que se programen para el control adecuado de su evolución y el ajuste de la férula. Recuerda que siempre debes traer la férula cuando acudas a las revisiones que se te indiquen, aunque no estén relacionadas con la férula.

Recuerda que es de suma importancia que en esta fase sigas las instrucciones que te hemos dado, y que si tienes cualquier duda o ante cualquier situación que te parezca anómala , ponte en contacto con nosotros.

35 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page